La salud del amor, al servicio de los niños

Ana Leça Torres
Médico-Pediatra
pediatra.ana.leca.torres@gmail.com

Ana Leça Torres - Mirada Sistémica

Como Pediatra, desde que tuve el honor de conocer la filosofía de Bert Hellinger, ¡mi Vida respira más Amor!

¡Mi agradecimiento a Bert Hellinger y sus “descendientes”, que difunden y entregan las Fuerzas del Amor al Servicio de todos, es infinito! Obtuve una nueva visión, más amorosa, en la misión de más salud para los niños, las familias, la sociedad y el planeta Tierra.


¡La salud y la enfermedad son dos caras, que integran la vida! ¡No actúan como independientes, sino interdependientes y complementarias, al Servicio de Más Vida!

Tanto la salud como la enfermedad tienen como escenario la inseparable díada cuerpo-mente. Y como familia, Padres e Hijos conviven en permanente sintonía, actuando de manera insustituible en la calidad de la Salud de los mismos. El Pediatra tiene un papel de Servicio con Amor, Humildad y Sabiduría Científica.

¿Y cómo armonizar, dar coherencia y más salud al cuerpo-mente? ¡A través del amor!

Incluyendo todo en el Corazón.

El cuerpo y la mente están interconectados a través del Corazón. El órgano rey del Amor, que bombea el agua ondulante de la Vida, llena de nutrientes, pensamientos y emociones. Él se rige por el Asentimiento del aquí y ahora. Recibe y agradece con los brazos abiertos (los vasos sanguíneos), incondicionalmente, la realidad presente, que el agua de sangre te transporta suavemente.

El corazón sabe que todos los órganos ocupan un lugar igual, ya que aunque alguno esté más olvidado por la mente, será recordado y nutrido por el corazón. Aunque exista una jerarquía, como en la formación embriológica humana, algunos vinieron primero, para abrir la Vida al resto. Y en este dar amoroso del corazón, él late, porque da y recibe, en una danza que anima la Vida y crea el movimiento cuerpo-mente.

Somos las Fuerzas del Amor. Y son ellas las que nos nutren, hasta la más ínfima de las moléculas de todas nuestras células.

¡Salud y enfermedad bailan al son del amor! La Enfermedad te pide que le des Amor. ¡Y la Salud también! Y así, salta y avanza la vida, ¡desde la niñez! Desde la concepción, gestación y nacimiento. E incluso antes, cuando en la Intención Amorosa de los Padres, nace el sueño de generar más Vida.

¡Salud y enfermedad son brazos del Árbol de la Vida, llamado Amor!

¡Honremos y compartamos, las Fuerzas del Amor, para una Vida con Salud!

¡Gracias a Bert Hellinger y sus “descendientes”! ¡Gracias a la Vida, que solo pide Amor!

Visitas:3213

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *