El triángulo de la salud y el servicio

Hay una pregunta que nos hacemos constantemente, ¿qué debo hacer para estar sano?, para obtener una respuesta acertada, necesitamos tomar conciencia de qué es el triángulo de la salud y como influye en la salud sentirnos al servicio.

Triángulo de la salud y el servicio

El triángulo de la salud nos muestra que nuestra salud está apoyada en tres pilares:

  • Base Física

  • Base Bioquímica

  • Base Energética

La base Física

Se encarga de la estructura de nuestro cuerpo, la posición que adoptamos al sentarnos, al andar, al estar de pie… Y del ejercicio físico, el movimiento que hacemos al andar, en el deporte, al correr, al hacer cualquier tipo de actividad física.

Necesitamos atender este pilar, si cuidamos la actividad física, y observamos y corregimos nuestra posición, en este aspecto nuestra salud será optima.

La base Bioquímica

Se encarga de la química de nuestro cuerpo, componentes que circulan por la sangre, etc. Y de la alimentación de tomamos, la cantidad, los alimentos, etc.

También necesitamos atender este pilar, ser consciente de que una vida sedentaria, necesita menor cantidad de alimentos, y de menor aporte de energía que una vida muy activa y movida.

La base Energética

Se encarga de los aspectos que no podemos ver, pero que hoy en día sabemos, que tiene un efecto muy importante y determinante sobre nuestro organismo y sobre nuestra salud. Estos aspectos son nuestros pensamientos, nuestras emociones y nuestra espiritualidad.

También necesitamos atender este pilar, nuestros pensamientos nos causan emociones, y estos pensamientos están influenciados por nuestra forma de ver la vida (espiritualidad o cosmovisión).

Y todos estos aspectos están guiados. Podemos ser personas activas, que hacemos deporte, tenemos una alimentación sana y tenemos una vida espiritual rica con pensamientos positivos y aún así no sentirnos plenos. ¿Qué nos está pasando?¿Qué es lo que falta?.

Nos falta la dirección, esta dirección viene de sentirnos al servicio, de saber que lo que hacemos está al servicio de la comunidad, de algo más grande que nosotros y somos necesarios tal y como somos, que somos importantes y que nuestra contribución es necesaria.

Ahora vamos a ver que puedo hacer para mejorar en todos los aspectos.

Triángulo de la salud y el servicio esquema

Podemos establecer un plan de actuación.

Física:

  • Todos los días dedicar un tiempo, 30 minutos por lo menos, a la actividad física, subir escaleras, bailar, apuntarnos a una clase Online de …, etc.

  • Observarnos, y darnos cuenta de la postura que tenemos cuando nos sentamos, o en otras situaciones, forzarnos a corregirlas.

Bioquímica:

  • Un indicador de la salud es la saliva. Observar como es nuestra saliva, una saliva líquida y fluida, indica buena salud. Beber agua y mantenerla en la boca unos instantes, nos ayuda a mantener la saliva fluida y a la vez la salud.

  • Otra cosa es observar la cantidad de alimentos que tomamos, raciones reducidas que nos hacen llegar a la siguiente comida con hambre es un indicador de que nos estamos alimentando bien. ¡Cuidado! Los estados de ansiedad crean sensación de hambre y ganas de tomar alimentos dulces. Aprende a distinguirlos y en esos casos sustituye el alimento por actividad física.

Energética:

  • Los pensamientos positivos y habilitadores, fortalecen nuestro sistema inmune y además generan emociones saludables. Nuestra realidad, viene determinada por como pensamos. Buscar lo positivo de las situaciones y aceptarlo nos ayuda en nuestro día a día. Los momentos más duros son los que ofrecen más crecimiento, una pregunta, ¿qué tengo que aprender de esto? o ¿qué puedo hacer yo para verlo de otra forma?, puede marcar la diferencia.

  • Las emociones que se producen en el presente, son saludables si nos permitimos sentirlas, aceptarlas y dejar que se marchen. Todos tenemos momentos de rabia, tristeza, miedo, alegría. Suelen durar unos segundos y nos obligan a actuar. Actuar es algo saludable. Cuando pensamos en el pasado las emociones no son reales, nos evaden de la realidad y en general, no suelen ser saludables, nos transportan a acontecimientos que ya no están.

  • Estar en el presente y aceptar lo que es.

  • Agradecer todo lo que tenemos, vivimos y lo que es.

  • Sentir que cada acto que realizamos es para ayudar a la comunidad, contribuir con la comunidad y sentir que estamos sirviendo a la sociedad.

  • Aceptar que no controlamos lo que ocurre en nuestra vida, y que todo está al servicio de algo más grande que nosotros.

Tenemos la capacidad de encargarnos de nuestra salud y es nuestro deber hacer lo posible para que mantenerla en las mejores condiciones posibles.

Gracias por vuestra atención.

Antonio Bueno Juan

Visitas:561
Revisión general
5 estrellas
SUMMARY
5.0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *